viernes, 27 de febrero de 2009

El Partido Popular preguntará por el destino de los árboles arrancados en la Plaza de España

El pasado viernes 27 en la céntrica Plaza de España, tuvo lugar una rueda de prenda a cargo del Partido Popular de Lebrija, en la que se informó de la preocupación de está formación política por el destino de los árboles que desde hace décadas han cobijado a generaciones de lebrijanos y que han sido arrancados del centro de nuestra ciudad.

La Concejal Milagrosa Sánchez explicó su malestar ya que, después de haber solicitado información sobre las obras que se realizan en la Plaza de España, estas preguntas no han sido contestadas, denunciando el secretismo practicado por el Equipo de Gobierno.

Igualmente, el Secretario Local del Partido Popular de Lebrija Francisco Javier Monge recordó la promesa electoral de la plantación de 10.000 árboles por la actual corporación, de la que según Monge: “nada se sabe”.

Francisco Javier Monge expuso que “Lebrija necesitaba un centro con árboles y no únicamente con maceteros”. Además aclaró que el Partido Popular preguntaría por el destino de los árboles extraídos de la Plaza de España, ya que:”Lebrija no puede permitirse perder ese patrimonio forestal”.

Finalmente, se reiteró que el Partido Popular seguirá trabajando por una Lebrija verde, de la que los árboles representan una aportación fundamental.

viernes, 20 de febrero de 2009

El PSOE practica el ZAPA - PEAJE

El pasado jueves 19 de febrero el Partido Popular de nuestra ciudad presentó una campaña para la liberación del peaje de la AP 4 y que se ha denominado ZAPA-PEAJE. En esta campaña se denuncia la discriminación que sufren los ciudadanos de la provincia de Sevilla, que aún deben de pagar para circular por las carreteras de nuestra región.

José Miguel Luque, coordinador provincial del PP en materia de infraestructuras reivindicó la liberación del peaje repetidamente prometida por los diversos gobiernos socialistas e incumplida reiteradamente.

domingo, 8 de febrero de 2009

Gran manifestación contra el enchufismo y por el reparto justo del trabajo en Lebrija

Aún resuenan los ecos de las miles de personas que el pasado viernes participaron en una de las mayores manifestaciones de la historia de Lebrija, en las que según fuentes de la organización 2.500 personas se movilizaron contra el enchufismo y por un reparto justo de la contratación municipal.

Dicha convocatoria organizada por el sindicato CNT y una plataforma ciudadana, recabó el apoyo de todos los Grupos Políticos con representación en Lebrija (PP, PA e IU) excepto el PSOE. Asimismo también dieron su respaldo la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) y la sección sindical de CC.OO. que representa a la Policía Local de este municipio.

Bajo el lema “Reparto justo del trabajo, porque es un derecho de todos”, miles de ciudadanos reclamaron la creación de bolsas de empleo reguladas por baremos sociales (número de hijos, tiempo en situación de desempleo del trabajador e ingresos por unidad familiar).

Además de lo anterior, se exigieron otras actuaciones como: la creación de bolsas de empleo por gremios (alicatadores, encofradores, etc.), que una persona no pueda trabajar consecutivamente en diferentes bolsas de contratación y que los contratos municipales se acortaran para que estos empleos repercutiesen en un mayor número de familias.

Pudieron oírse proclamas contra la Alcaldesa socialista como: “Mari razona o el pueblo te abandona” o “Mari Fernández Lebrija pasa hambre”. No escaparon de los reproches los sindicatos no sumados a las movilizaciones, especialmente UGT, a la que se acusó de ser cómplice del enchufismo y de estar al servicio del PSOE.

En palabras de uno de los convocantes: “No podemos seguir aguantando este enchufismo. La Alcaldesa Mari Fernández se ha quedado sola. El pueblo de Lebrija nos apoya y el éxito de esta manifestación es la prueba. Si la Alcaldesa no cede a nuestras peticiones, continuaremos las movilizaciones y el próximo 18 de febrero convocaremos una huelga general”.

Hasta el momento la edil del PSOE ha rechazado todas las peticiones, mientras en Lebrija existe la sospecha de que las peonadas de las obras que se realicen con cargo a los Fondos Estatales, serán repartidas mayoritariamente entre militantes, simpatizantes y afines al PSOE.

Esta actitud contrasta con los más de 5.100 demandantes de empleo que registra esta ciudad y de los que un elevado porcentaje acudió a la movilización.