jueves, 23 de julio de 2009

Juan Peña "El Lebrijano", hijo predilecto de nuestra ciudad

Desde el Partido Popular queremos dar nuestra enhorabuna a Juan Peña Fernández "El Lebrijano", por su nombramiento como hijo predilecto de Lebrija. A continuación reproducimos las palabras pronunciadas por nuestro concejal Francisco Bellido, durante este acto.

Excelentísimo Señor Juan Peña Fernández, Sra. Alcaldesa-Presidenta del Excmo. Ayuntamiento de Lebrija, compañeros de corporación, familiares y amigos.

De todos los aquí presente, Juan Peña, El Lebrijano, cuenta con el honor de haber recibido la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en el año 1999, a propuesta del entonces Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Sr. MANUEL PIMENTEL .

La medalla de oro al Mérito en el trabajo es una condecoración civil que se concede en mérito de una conducta socialmente útil y ejemplar en el desempeño de los deberes que impone el ejercicio de cualquier trabajo, profesión o servicio, habitualmente ejercido.

Juan es un cantaor, un cantaor que ha llevado su profesión y de forma extensiva a todos su compañeros de profesión, a lo más alto.

Hoy concedemos a Juan un nuevo reconocimiento, pero a diferencia de de todos los que hasta ahora ha recibido, este reconocimiento se le hace en su ciudad, en la ciudad que le dió su nombre artístico. Tal y como recoge el expediente que obra en este Ayuntamiento, “después de casi cincuenta años de carrera profesional en el mundo del Flamenco, Juan Peña Fernández “El Lebrijano”, posee los méritos suficientes para recibir de Lebrija, su ciudad, la más alta distinción que reconozca tan digna trayectoria”, y por ello nombramos A JUAN PEÑA FERNÁNDEZ, “EL LEBRIJANO”, HIJO PREDILECTO DE LA CIUDAD DE LEBRIJA.

Durante la presentación de uno de sus múltiples discos, Juan empezó afirmando; “Yo me llamo Juan de la Santa Trinidad, hijo de Bernardo y de María, soy gitano rubio y en mis ojos llevo el azul del cielo de Lebrija”. En esta frase se resumen tres características siempre presentes en Juan; su familia, su condición gitana y la ciudad que le da nombre.

JUAN PEÑA FERNÁNDEZ, “EL LEBRIJANO”, siempre ha sido el centro de conversaciones cuando hablamos de flamenco con mayúsculas. Unos le recuerdan que hay que mantener la pureza del cante flamenco mientras otros, le alaban por descubrir nuevas facetas y abrir el flamenco a TODOS.

En definitiva, JUAN PEÑA FERNÁNDEZ, “EL LEBRIJANO”, es admirable cuando nos deleita con el cante más ortodoxo como una Soleá o una Siguiriyas o cuando lleva el flamenco a sectores de la sociedad que hasta la fecha lo desconocían como ocurrió con Persecución. Su último trabajo, "Cuando Lebrijano canta se moja el agua" constituye una nueva aportación donde se unen los cantes con las letras obtenidas de las mejores obras del también maestro y amigo de Juan, Gabriel García Márquez.

Nuestro Grupo cree firmemente que con esta distinción, también se rinde homenaje a todos aquellos cantaores de Lebrija de los que bebió Juan; con la debla de Diego Fernández, la soleá de Juaniqui, las alegrías del Pinini, el compás de Antonia Pozo y por último, las bulerías del CHOZAS.

Sólo me queda en nombre del Grupo Popular del Excmo. Ayuntamiento de Lebrija desearte lo mejor y que los años venideros nos ofrezcan la posibilidad de disfrutar de tu presencia y de lo que mejor sabes hacer, cantar. Quisiera finalizar mis palabras con el estribillo con el que JUAN PEÑA FERNÁNDEZ, “EL LEBRIJANO”, finalizaba sus bulerías allá por los festivales de los años setenta;

“La Virgen de la Peña, la chiquetita, la chiquetita, la que tiene romero, en su capillita, en su capillita”


MUCHAS GRACIAS.

No hay comentarios: