miércoles, 14 de abril de 2010

Pleno Institucional sobre la Memoria Histórica

El pasado miércoles 14 de abril tuvo lugar en el Teatro Municipal Juan Bernabé un Pleno Institucional como conmemoración y homenaje a las victimas del Franquismo. Esta es la declaración Institucional que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos.
"DECLARACION INSTITUCIONAL EN HOMENAJE A LAS PERSONAS VICTIMAS DEL FRANQUISMO EN LA CIUDAD DE LEBRIJA."
El Ayuntamiento de Lebrija aprueba la declaración como reconocimiento institucional a las personas desaparecidas y asesinadas en la guerra civil 1936-1939 y a las personas afectadas por la represión de la dictadura franquista. El Ayuntamiento de Lebrija consciente de la deuda histórica que la sociedad mantiene con todas las victimas del franquismo y concretamente, con los ciudadanos de nuestra ciudad y con el deseo de rescatar del olvido y restaurar la verdad histórica en la memoria de los ciudadanos y para futuras generaciones, mediante esta DECLARACION INSTITUCIONAL, rinde y expresa su reconocimiento moral a todos los hombres y mujeres que fueron asesinadas durante la Guerra Civil y padecieron de una u otra forma la represión en defensa de la libertad y de los valores democráticos. Asimismo, este Ayuntamiento declara su repulsa y condena a la utilización de la violencia como legitimación para imponer ideas políticas contrarias a la libertad y a la dignidad de los ciudadanos como ocurrió con el golpe de Estado contra el régimen legal de la República y la dictadura implantada.
En Julio de 1936 una conspiración sediciosa acabó con la democracia en España y con el régimen emanado legalmente de las urnas. Ante ello, Lebrija sufrió la perdida de más de cuatrocientos ciudadanos, según los historiadores Nicolás Salas y Manuel Pulido, como consecuencia de la represión por defender las ideas y la libertad. Ciudadanos que anhelaban otra forma de convivencia y otros valores sociales, razones por las que fueron asesinadas, otras desaparecidas, torturadas y exiliadas, sin que hasta el momento de muchas de ellas no tengamos noticias.
En nuestra ciudad la Guerra civil desencadenó hechos crueles por los que muchos ciudadanos perdieron su hogar, familia, profesión y sus bienes fueron confiscados. Horrorizados vieron como sus familias eran encarceladas y asesinadas con lo que su existencia quedó quebrada y truncada su vida cotidiana. Unos arrancados de su hogar para llevarlos al frente y nunca más se supo de ellos, otros asesinados y abandonados en las cunetas y en los campos, represión que en distinto grado no cesó hasta el final de la dictadura, quedando el derecho postrado y la libertad conculcada por lo que muchos de nuestros ciudadanos se vieron sometidos a la cárcel y a la tortura por el simple hecho de haberse posicionado a favor de la libertad y los valores de la democracia. Bien es cierto que debemos prescribir cualquier tentación de emplear el pasado como arma arrojadiza entre los españoles y reiterar la conveniencia de mantener el espíritu de concordia y de reconciliación, pero con la rnisma fuerza hemos también de rendir con toda gratitud, honor y reconocimiento a quienes se entregaron a la causa de la líbertad.
Por todo ello, el Ayuntamiento de Lebrija pondrá los medios adecuados para satisfacer el derecho de los ciudadanos de Lebrija a conocer la verdad de los hechos acaecidos en la Guerra Civil y la dictadura franquista y las circunstancias en que, durante este periodo, se produjeron desapariciones, asesinatos y ejecuciones extrajudiciales.
El crompromiso de señalar y dignificar espacios, citando como ejemplo el realizado con el actual monumento, contribuye con ello a la reparación de dolor de las victimas y de sus familias.
Por otra parte, ante la expectativa del crecimiento de la ciudad con el nuevo Plan General de Ordernación Urbana, el compromiso a reservar calles, plazas y jardines o edificios públicos para que lleven el nombre de los concejales de la ultima corporación democrática republicana que por defender el ordenamiento establecido y los valores de la democracia fueron asesinados en 1936, que se hará como símbolo de los mas de cuatrocientos ciudadanos desaparecidos y asesinados de los cuales eran sus representantes legítimos elegidos.
Por último, el Ayuntamiento de Lebrija manifiesta su firme voluntad de velar por el conocimiento y mantenimiento de la Memoria Históríca como tema de ínterés social para los cíudadanos de Lebrija y estimarla como un valioso elemento pedagógico para la consolidación de la cultura, democrática en nuestras sociedad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"Defendieron la legalidad republicana"... Esa legalidad debe ser la de aquel gobierno que permitió que a mi abuelo y a muchos más le dieran una paliza por sacar a la Virgen del Castillo de costalero... Y gracias a que tenía amigos comunistas que lograron salvarle la vida. Recuerdo cuando quitaron la Cruz de los Caídos de San Francisco porque era "un símbolo que dividía al pueblo en dos bandos"... ¿Y el monumento (feo donde los haya)que hemos pagado ahora todos los lebrijanos? ¿Este no divide? ¿Porque lo han puesto los socialistas?...¡Asco de país!