viernes, 4 de noviembre de 2011

Da comienzo la campaña electoral para las elecciones generales del 20-N










El candidato del Partido Popular a las próximas elecciones generales, Mariano Rajoy, ha abierto su campaña electoral en la localidad catalana de Castelldefels advirtiendo de que no va a entrar en las provocaciones de los socialistas durante esta campaña porque considera que ni siquiera «hay que darles caña, porque ya se la han dado ellos mismos». Rajoy, que participó en la simbólica pegada de carteles en un polideportivo que acogió a más de mil personas, respondía así a la petición que le lanzó uno de los más de mil asistentes a este acto reclamándole "caña". A Rajoy le acompañó la presidenta del Partido Popular en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, y elos interantes de la lista de Cataluña al Congreso y al Senado, que encabezan Jorfe Fernández Díez y el alcalde de Castelldefels, Manuel Reyes.

El líder de los populares advirtió de que «no voy a entrar en la campaña que sabemos que van a hacer porque nosotros vamos a trabajar por un país unido y responsable». En este sentido, Rajoy aseguró que «ahora volverán con el mantra de siempre, van a apelar al miedo y a la división, pero no hay que tener miedo al futuro y yo apuesto por el optimismo. Nosotros somos el revulsivo para dar la vuelta a esta situación». A los socialistas les dijo que «no merecen otra oportunidad» y que por eso «pedimos el cambio».

El candidato popular, que fue recibido al grito de «¡valiente!» y «¡presidente»! invitó a todos los españoles a «sumarse al cambio», ya que entiende que "vivimos un tiempo para unir voluntades y no para dividir".

No hay comentarios: