miércoles, 16 de enero de 2013

El Partido Popular visita el polideportivo y reclama la apertura al tráfico de la calle Cataño





EL PARTIDO POPULAR OFRECE UN ACUERDO AL EQUIPO DE GOBIERNO PARA MEJORAR LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS DE LEBRIJA

El miércoles 16 de enero, el Partido Popular de Lebrija se desplazó hasta el polideportivo municipal para reivindicar la mejora de las instalaciones deportivas de la localidad.
La caseta municipal (con suciedad, infinidad de goteras y un suelo deslizante que impide una correcta práctica deportiva), dos pistas de tenis, el campo de futbito de albero, la pista de vóley playa y la pista roja; son equipamientos que desde las filas populares necesitan urgentes mejoras.
El concejal Gabriel Romero, explicó como el Ayuntamiento comenzó la construcción de un nuevo pabellón para finalmente paralizar las obras por falta de financiación, con el resultado de que ni se termina el pabellón ni se corrigen las deficiencias de la mayoría de los equipamientos del polideportivo.
Posteriormente, el portavoz municipal Javier Monge, propuso un acuerdo para que "gobierne quien gobierne" exista un compromiso firme para que las instalaciones deportivas se acondicionen. Según Monge: " el deporte, con la formación física y humana que transmite, debe obligarnos a mantener unas instalaciones óptimas y que ofrezcan un buen servicio a los miles de usuarios, en su gran mayoría niños, que a diario, practican deporte en ellas".

LA ALCALDESA DE LEBRIJA SIGUE SIN EXPLICAR LA NO APERTURA AL TRÁFICO DE LA CALLE CATAÑO

Paralelamente, el PP lebrijano presentará dos escritos dirigidos al delegado de tráfico donde se solicitará la revisión de las intersecciones de Reyes Católicos con la calle Zancarrón y de calle Goya con las calles José Fernández Ruiz y Alcalde Antonio Álvarez Aguilar.
Además, Monge aclaró que la Alcaldesa sigue sin explicar el porqué de la no apertura al tráfico de la calle Cataño, al menos hasta que las obras de las calles Juan Pedro Vidal y Céspedes concluyan.
Para el portavoz popular: "esta decisión es sólo política y no está avalada por ningún informe técnico, siendo únicamente fruto del empecinamiento de la Sra. Fernández. La gran mayoría del tráfico de acceso al centro se ha desviado por la calle Barreros; una calle con tres curvas, un cambio de rasante y con tramos prácticamente sin acerado. Nadie entiende como un pueblo entero pueda estar a merced de una decisión equivocada en una materia tan sensible como la seguridad vial. No existe informe técnico que impida abrir la calle Cataño, como así se ha hecho con la Corredera. Si ocurriera en la calle Barreros cualquier percance, Dios no lo quiera, nos pondremos a disposición de los afectados, para exigir responsabilidades políticas hasta sus últimas consecuencias".

No hay comentarios: